Una pregunta sencilla

Según el artículo, “La minoría manda: los científicos descubren el punto clave para la diseminación de las ideas:”

Los científicos de la Rensselaer Polytechnic Institute han descubierto que basta con que el 10% de la población comparta una creencia inquebrantable para que esta creencia acabe siendo adoptada por la mayoría de la sociedad. Los científicos, que pertenecen al Centro de investigación académica sobre redes sociales cognitivas (SCNARC, en inglés) en Rensselaer, utilizaron métodos informáticos y analíticos para descubrir el punto clave en el que una creencia minoritaria se convierte en la opinión mayoritaria. El descubrimiento afecta al estudio y la influencia de las interacciones sociales, como la diseminación de la innovación y el movimiento de ideas políticas.

“Cuando el numero de personas comprometidas con una opinión está por debajo de 10%, no existe progreso visible en la diseminación de las ideas. Conseguir que este grupo alcanzase la mayoría llevaría un periodo de tiempo comparable a la edad del universo,” explicó el director del SCNARC, Boleslaw Szymanski, profesor emérito de Rensselaer. “Una vez que el porcentaje es mayor que 10%, la idea se extiende como las llamas.”

De modo que ésta es mi pregunta:

¿Cómo es posible que todas las organizaciones en defensa de los animales no están intentando llegar a ese 10%, en lugar de promover la reforma de la legislación de bienestar animal, el consumo “compasivo” y la explotación “feliz”?

¿Por qué están HSUS, ASPCA, Farm Sanctuary, Mercy for Animals, Animal Legal Defense Fund, Compassion over Killing, Compassion in World Farming (CIWF), The Humane League y la World Society for the Protection of Animals llevando a cabo campañas para “mejorar” las jaulas en las que viven las gallinas de fábrica, especialmente cuando HSUS y CIWF han reconocido explícitamente que estas jaulas “mejoradas” no proporcionan un nivel aceptable de bienestar?

¿Por qué están PETA, HSUS, Farm Sanctuary, Mercy for Animals, Compassion Over Killing, Viva! y Vegan Outreach firmando una carta abierta en la que expresan su “aprecio y apoyo” hacia Whole Foods por lleva a cabo un programa “pionero” de explotación “feliz”?

Sí, sé que no conseguiremos “un mundo vegano de la noche a la mañana” (la frase favorita entre los bienestaristas para desvirtuar la posición abolicionista) pero lo cierto es que no es necesario que todo el mundo se haga vegano de la noche a la mañana. Solo necesitamos crear un sólido movimiento vegano del 10%. Pero seamos conservadores: intentemos llegar al 20%. Podemos conseguirlo.

Sin embargo, nunca lo conseguiremos si seguimos diciéndole a la gente que puede ayudar a los animales si consume productos animales “felices.”

Por supuesto, apelaremos a aquellos que son partidarios de seguir comiendo animales y quieren recibir el sello de aprobación de los defensores de los animales, previo pago, para poder seguir consumiendo productos animales con la conciencia limpia.

Si no eres vegano/a, por favor, hazte vegano/a. El veganismo se basa en la no-violencia. En primer lugar, se basa en la no-violencia hacia otros seres sintientes. Pero también se basa en la no-violencia hacia la Tierra y uno mismo.

¡El mundo es vegano! Si tú quieres.

Gary L. Francione
Profesor, Rutgers University

©2013 Gary L. Francione