COMPRENDER LA POSTURA BIENESTARISTA

Piensa en esto:

Joe el Abusón está golpeando a un niño pequeño con un palo de gran tamaño. A continuación coge un palo un poco más pequeño, que le hace un poco menos de daño al niño, y continúa pegándole.

¿Es mejor que esté utilizando el palo pequeño? Sí.

Siempre es mejor causar “menos mal” que “más mal”. Pero ambos, menos y más mal, siguen estando mal.

¿Debemos organizar campañas que demanden que los abusones como Joe utilicen palos más pequeños cuando quieran pegar a niños inocentes? Claro que no.

Sin embargo, esto es exactamente lo que están haciendo los grupos defensores de los animales con sus campañas de reforma del bienestar animal, que promueven huevos “sin jaulas”, carne de cerdo “en libertad”, etc.

¿Debemos felicitar a Joe porque está dando un pequeño paso hacia dejar de ser un abusón, por pegar al niño con el palo más pequeño? Claro que no.

Sin embargo, esto es exactamente lo que los grupos de bienestar animal están haciendo cuando animan a la gente a consumir huevos “sin jaula” o carne de cerdo “en libertad”, o cuando premian a los explotadores de animales.

¿Debemos argumentar que aquellos que critican lo que está haciendo Joe cuando pega al niño con el palo más pequeño no están mostrando “compasión” hacia Joe, que está dando un pequeño paso en la dirección correcta? Claro que no.

Sin embargo, esto es exactamente lo que están haciendo los defensores del bienestar animal: si decimos que aquellos que consumen productos de animales “felices” están llevando a cabo una acción moralmente incorrecta, no estamos mostrando “compasión.”

¿Deberíamos argumentar que aquellos que critican lo que está haciendo Joe cuando pega al niño con el palo más pequeño están “ensañándose” con Joe? Claro que no.

Sin embargo, esto es exactamente lo que dicen los que apoyan el bienestar animal. Si un abolicionista le dice a un bienestarista o a un grupo bienestarista que no es buena idea promover los huevos “sin jaula” o la carne de cerdo “en libertad” (o cualquier otro producto de animales “felices”) se le acusa de estar ensañándose con esa persona o grupo.

La elección entre el enfoque abolicionista y la postura bienestarista es clara. Sólo tienes que decidir en qué dirección apunta tu brújula moral.

*****

Si no eres vegano/a, por favor, hazte vegano/a. El veganismo se basa en la no-violencia. En primer lugar, se basa en la no-violencia hacia otros seres sintientes. Pero también se basa en la no-violencia hacia la Tierra y uno mismo.

¡El mundo es vegano! Si tú quieres.

Gary L. Francione
Profesor, Rutgers University

Y nunca jamás te creas la absurda idea de que debemos promover la “explotación feliz” de los animales para lograr que la gente se haga vegana. Al contrario: la industria de la “explotación feliz” tiene como objetivo conseguir que los consumidores acepten más fácilmente la explotación animal.

¡El mundo es vegano! Si tú quieres.
©2013 Gary L. Francione